Comunicado de prensa 031/2007

Deben adaptarse las bibliotecas a las nuevas necesidades de los usuarios

Se llevó a cabo la Asamblea General de la Red de Instituciones Mexicanas para la Cooperación Bibliotecaria "Amigos", de la que El Colegio Mexiquense, A. C. forma parte.

Zinacantepec, Estado de México, 8 de noviembre de 2007.

La tecnología de la información es un instrumento indispensable para las tareas cotidianas de estudiantes e investigadores, razón por la cual las bibliotecas enfrentan el reto de superar su forma tradicional de funcionamiento y adecuarse a las exigencias de los usuarios, que se caracterizan por ser cada vez más exigentes, fue el pronunciamiento general de la Asamblea General de la Red de Instituciones Mexicanas para la Cooperación Bibliotecaria "Amigos", realizada en el Aula Mayor de El Colegio Mexiquense, A. C.

El presidente de la Red, Benjamín Medina Velazquillo, señaló que las bibliotecas deben enfocar su actividad al usuario. "Queremos seguir ofreciendo los servicios en una forma tradicional, como estamos acostumbrados, y no nos damos cuenta que en el caso particular de los jóvenes, están más acostumbrados a la tecnología, a lo electrónico y tenemos que llamar su atención de esa manera, no podemos seguir con los servicios tradicionales que ellos no conocieron".

La Red de Instituciones Mexicanas para la Cooperación Bibliotecaria "Amigos" reúne a cerca de 20 instituciones comprometidas a intercambiar experiencias técnicas y a facilitar el intercambio de los recursos de información contenidos en sus colecciones de acceso público, además de participar en programas de capacitación y formación profesional, canjear las publicaciones disponibles y compartir programas que por su naturaleza, sean de interés común.

Medina Velazquillo, quien es presidente de la Red, señaló que aunque hace diez años pocas personas sabían cómo funcionaba internet o qué era un correo electrónico, hoy los alumnos de cualquier institución universitaria tienen acceso a este medio y tienen la capacidad de comunicarse con mucha gente, incluso fuera de nuestro país.

En el caso de las bibliotecas, agregó, ha sido ventajoso el uso de los sistemas informáticos y de internet, porque aquellas instituciones que cuentan con un sitio electrónico pueden ser consultadas prácticamente desde cualquier lugar y a cualquier hora. Es importante, aclaró, que los sitios de internet no sean vistos únicamente como una forma de publicitar a la biblioteca, sino como una extensión, para que la gente se pueda comunicar, expresar sus dudas y requerimientos de información, de un modo más ágil y sin necesidad de trasladarse innecesariamente hasta estos espacios de saber.

Medina Velazquillo, quien es director de la Biblioteca Benjamín Franklin, de la Embajada de Estados Unidos en México, comentó que actualmente hasta el 70 por ciento de los requerimientos de información hechos a este recinto son atendidos por vía electrónica, y en muchos casos se trata de personas que no habitan en la capital del país, lo que pone de manifiesto la importancia que la tecnología de la información representa para este espacio.

Por su parte, Arturo Arrieta, de la Universidad de las Américas Puebla -institución que resguarda un acervo de unos 120 mil volúmenes de colección general, más 300 mil volúmenes de diferentes acervos y diversas áreas del conocimiento en su biblioteca central- refirió que en el caso de las bibliotecas universitarias los usuarios demandan cada vez más información de calidad. "Nos enfrentamos a generaciones que están acostumbradas al uso de tecnología para la búsqueda de información y que con frecuencia consideran que ya no necesitan los servicios bibliotecarios, lo cual es un error porque no tienen la habilidad de discriminar la calidad de la información".

Consideró que es en este punto donde intervienen las bibliotecas universitarias, las cuales no sólo deben proveer la información que requieren los usuarios, sino enseñarles a discriminar cómo buscar los datos que realmente les son útiles, destacó que esto implica que el bibliotecario debe estar cada vez más capacitado tecnológica e intelectualmente para atender los requerimientos de los usuarios.

Los trabajos de la asamblea general de la Red incluyeron también la preparación de un seminario para el intercambio de experiencias y retos que enfrentan las bibliotecas en torno al uso de nuevas tecnologías de la información y la informática, que se tiene previsto realizar el próximo año en la ciudad de Puebla.