Comunicado de prensa 020/2015

Especialista del CMQ intervendrá en la transformación de la bahía de La Habana


comunicado021a 2015Luego de su participación en el II Congreso Iberoamericano de Suelo Urbano, llevado a cabo en La Habana, Cuba, el doctor Alfonso Iracheta Cenecorta, profesor investigador de El Colegio Mexiquense, A. C. explicó que se han establecido, con las autoridades de la isla, diversos compromisos relacionados con la posibilidad de impulsar una transformación de dicha zona.

Lo anterior se deriva de la necesidad de conformar un grupo de especialistas para discutir y dialogar con las autoridades cubanas y apoyarlas en la definición del uso y los instrumentos que se requieren para la transformación de la bahía habanera; el trabajo consistirá, entre otras cosas, en un intercambio de expertos, profesionales, ideas y documentos, para impulsar una recuperación de la bahía con un enfoque público, social y turístico; también se participará en la organización de actos académicos durante el 2015.

comunicado021b 2015Por otra parte, en el II Congreso Iberoamericano de Suelo Urbano, cuya sede del comité permanente está en El Colegio Mexiquense, se abordó el análisis y las propuestas que hay sobre suelo entre agua, en el entendido de que La Habana tendrá diversos movimientos respecto a su puesto o a la existencia de la refinería,  así como otros que se vuelven atractivas para efectos de espacio público, cultura, turismo y el desarrollo urbano.

Para formalizar dicha colaboración, en el marco del cierre del congreso, se firmó una Carta de Intención de Colaboración entre el Historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler, el Presidente del Instituto de Planificación Física de Cuba, Samuel Rodiles Planas y el Coordinador Iberoamericano del Congreso Alfonso Iracheta Cenecorta.

Es importante mencionar que, en palabras del doctor Iracheta, la intervención es importante en la medida de que en Cuba no existe la experiencia capitalista de la propiedad del suelo, por lo que se desea apoyar con instrumentos de desarrollo de conjuntos de suelo para recuperar las plusvalías que se generen; se busca que el crecimiento sea de manera ordenada para evitar que la realidad rebase la situación.

Respecto al patrimonio cultural, Iracheta explica que desde la visión del historiador el cuidado del patrimonio no representa un problema, sino que el conflicto se da cuando existe una apertura al mercado internacional voraz. En Cuba, añadió, aunque no existen los problemas del capitalismo se deben generar condiciones para mejorar la calidad de vida de la gente, en la medida de que no hay ley de suelo ni legislación fiscal sobre la tierra.